Ante la crítica a la nomenclatura de llamarle super alimentos a una variedad de ellos ¿por qué?

Ante la crítica a la nomenclatura de llamarle super alimentos a una variedad de ellos ¿por qué?

Sharing is caring!

Seguramente habrás escuchado en más de una ocasión que si comes tal o cual fruta o verdura estás frente a un super alimento o bien si te comes una barra de proteína estarás llevando a tu cuerpo lo mejor de las frutos secos y / o semillas…

Esto es cierto… hasta cierto punto.

Veamos por ejemplo el caso del salmón, las sardinas, la caballa y algunos otros pescados grasos, todos estos tienen la particularidad de ofrecer una rica cantidad de ácidos grasos omega-3, y de acuerdo a las investigaciones se cree que reducen el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.

Por otro lado, los beneficios de comer pescado pueden superar con creces el riesgo de dañar la salud por el mercurio que contienen estos peces.

Si te preocupan los contaminantes que puede contener tu comida cuando preparas pescado, evita comer pescado que estén en la parte superior de la cadena alimenticia.

Ciertos peces, como los tiburones, el pez espada, la caballa real y el blanquillo, contienen niveles más altos de mercurio que los peces más pequeños, como las sardinas y las anchoas.

En fin, la cuestión es que ahora es complicado determinar qué es super alimento y qué de todo hace daño o un bien de acuerdo a su procedencia.

Resultado de imagen para pez espada

Los científicos afirman que el uso del término “superalimento” es en gran medida una herramienta de marketing, sin raíces en la investigación académica.

Aún así, los fabricantes dependen en gran medida de las tácticas de marketing y los grupos de presión para dar forma a la percepción del público de sus productos.

Esto es, posiblemente el uso del términos como el de superalimento que, si bien el alimento en sí podría ser saludable, el procesamiento podría no serlo.

Por ejemplo, cuando el té verde está recién preparado, tiene varios antioxidantes.

Sin embargo, los tés verdes embotellados que compras en las tiendas suelen combinarse a su vez con otros tipos de tés y se les agrega una considerable cantidad de azúcar.

Muchos tipos de “super-jugos” exprimidos de acai berry, noni y granada también pueden incluir grandes cantidades de azúcar agregada.

Del mismo modo, los granos enteros a menudo se procesan para que sean más sabrosos, pero los hace menos saludables.

Por ejemplo, la avena integral instantánea no es tan saludable como el pan blanco excesivamente procesado, ya que aumenta rápidamente los niveles de azúcar en el torrente sanguíneo una vez consumidos, lo que promueve la resistencia a la insulina, la obesidad y la diabetes.

En este sentido se observa que el término “superalimento” no tiene una procedencia científica, más bien de marketing lo que ha llevado a inducir a un error de percepción en los consumidores y esto ha provocado que se consuma un tipo de alimento sobre otro.

Varios especialistas que tratan con el sobrepeso y cierto tipo de enfermedades se topa con este tipo de complicaciones cuando observan el tipo de alimentos que sus pacientes consumen y la idea errónea o confusa de lo que es, cómo es y lo que sucede cuando se ha procesado un alimento.

Bueno, algo tan simple como un jugo de naranja. En casa solemos tomarlo cuando está la temporada de naranjas. Aquí la cuestión es que una vez que se hace el jugo este debe tomarse de inmediato de lo contrario se pierden muchos de sus nutrientes.

Así que pensar que tomarse un jugo de naranja industrializado… sencillamente no tiene nada que ver con la frescura.

Y si además una persona ve en una etiqueta que es un alimento “súper” y “saludable” piensan que pueden comerse en cantidades ilimitadas.

Y aquí como en todo, la moderación es importante porque puedes aumentar de peso al comer demasiada comida etiquetada como saludable.

Bueno, para no ir muy lejos… la mejor propuesta que tenemos ahora es basarse principalmente en comer plantas, una amplia variedad de frutas, verduras, granos integrales y productos animales saludables lo menos industrializados posible.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *