Las películas no solo comunican conceptos, ideas e historias… nos trasportan a ellas

Las películas no solo comunican conceptos, ideas e historias… nos trasportan a ellas

Sharing is caring!

Hoy en día es claro el poder que tienen las películas en la sociedad y el gusto en la gente y cómo, a través del impacto sinérgico de la imagen en movimiento, el sonido, la narrativa y otros elementos, pueden crear una poderosa sensación de emoción y compromiso.

Las películas pueden comunicar conceptos, ideas e historias.

Nos permiten ser transportados cognitivamente a un tiempo o lugar diferente y experimentar la vida a través de diferentes ojos, obteniendo nuevas perspectivas, inspiración y comprensión.

En sí podemos apreciar que la ficción se convierte en este tipo de saldo bancario cultural del que podemos sacar provecho.

Resultado de imagen para qué es la ficción

Podemos ser momentáneamente una mujer joven, una anciana, una persona negra, una persona asiática, una persona china, y mirar al mundo y discutir una posición que no es la nuestra por un tiempo: habitar una posición que no es la nuestra… ese es el poder que nos brinda el cine.

La filosofía detrás de esto, sugieren cuatro “hilos” de experiencia: sensual, emocional, compositivo y espacio-temporal.

Estos hilos, argumentan, operan como uno solo durante el “diálogo” de un espectador con una película.

Cuando decides ver la cartelera cine y elegir así tu película, te colocas en el punto de ser un espectador cinematográfico.

El espectador usa sistemas perceptuales y conceptuales desarrollados para interactuar con un mundo tridimensional.

En este espacio puedes interactuar y dar sentido a un mundo bidimensional, por lo tanto, no existe un módulo cognitivo específico encapsulado para experimentar los movimientos y gestos de personajes ficticios proyectados en una pantalla.

Tampoco existen módulos cognitivos específicos para experiencias estéticas en general

Estas ideas no son nuevas y las podemos apreciar desde la aparición de los primeros grabados rupestres del hombre, en donde ha quedado claro que poseemos la capacidad de comunicarnos emocional y cognitivamente a través del arte que, en contexto, funciona como un lenguaje aparte.

Después llegaron los antiguos griegos quienes recurrieron al drama como método para lidiar con las emociones.

Esta propiedad catártica de la narración de historias nos permite, a través de la metáfora, acceder a áreas de la experiencia humana a las que de otra manera no se puede acceder a través del “pensamiento racional”.

Y sabes, de todos nuestros inventos para la comunicación de masas podemos observar que las imágenes tienden a ser el lenguaje que mejor se entiende a nivel global.

El cine, por lo tanto, ocupa un lugar verdaderamente único en la historia de nuestra civilización.

Resultado de imagen para historia de nuestra civilización

Es un arte, un lenguaje, un medio para la educación, la inspiración y mucho más.

Proporciona empleo a cientos de miles de personas en todo el mundo y el disfrute de innumerables miles de millones más y proporciona un registro vivo de la condición humana y la imaginación en cualquier punto de nuestra historia.

En este contexto, sin embargo, no debemos olvidar que más que nada, la película es un medio enormemente entretenido y nos permite, brevemente, escapar de nuestras vidas y aventurarnos en otro lugar.

Eso, en esencia, es la verdadera atracción. ¡Nos vemos en el cine!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *