¿Estás listo para comprar una casa? Entonces, deberás considerar más que solo las finanzas

¿Estás listo para comprar una casa? Entonces, deberás considerar más que solo las finanzas

Sharing is caring!

Si sientes que estás listo para comprar una casa, la primera pregunta que probablemente te harás cuando estás por pedir un crédito para una casa es ¿cuánto puedo pagar?

Por ello debes analizar una serie de factores previamente antes de pensar en una casa par que tengas clara cuál sería tu “asequibilidad”.

Deberás considerar varios factores que van desde la relación deuda-ingresos (RDI) hasta las tasas hipotecarias

a) Primero, comprenda tu relación deuda-ingresos

El primer y el punto más obvio de tu decisión tiene que ver con el dinero. Si tiene los medios suficientes para comprar una casa en efectivo, entonces ciertamente puedes permitirte comprar una casa cuando lo desees.

Incluso si no puedes pagar en efectivo, la mayoría de los expertos estarán de acuerdo en que puedes pagar si puedes calificar para un crédito para una casa nueva. Pero, ¿cuánta hipoteca puedes pagar?

Generalmente se recomienda que utilices el estándar de relación deuda-ingreso del 43% como una guía para aprobar hipotecas, realción que da una idea más clara para identificar si tienes esa holgura financiera y puedas realizar tus pagos cada mes.

Barbara Barroso | Soundcloud

Dependiendo en las condiciones que se encuentre el mercado inmobiliario, serán también las condiciones económicas generales que ofrecerá un prestamista.

Un RDI del 43% significa que todos tus pagos regulares de la deuda, más tus gastos relacionados con la vivienda (hipoteca, seguro hipotecario, tarifas de asociación de propietarios, impuestos, seguros, etc.) no deben equivaler a más del 43% de tu ingreso bruto mensual.

Por supuesto, menos deuda siempre es mejor.

b) Lo que quieren los prestamistas hipotecarios

También debes considerar la relación deuda-ingresos inicial, que calcula tus ingresos en relación con la deuda mensual en la que incurrirías solo con los gastos de vivienda como los pagos de la hipoteca y el seguro hipotecario, la cual se busca que no supere el 28%.

¿Por qué no podrías utilizar tu proporción total de deuda a ingresos si no tienes otras deudas?

Sencillo, evitas vivir al límite de tus posibilidades financieras y eso es lo que busca un prestamista.

Desafortunadamente los inconvenientes suelen aparecer cuando menos los esperamos y muchos de ellos tocan la parte financiera, por ejemplo: puedes perder tu trabajo, tu automóvil puede sufrir una avería mayor o sencillamente sufrir una pérdida total, una enfermedad o una discapacidad médica que te impide trabajar por un tiempo.

Marlon Vanitas | YouTube

Si tu hipoteca es el 43% de tus ingresos, no tendrás margen de maniobra para cuando quieras o tengas que incurrir en gastos adicionales.

Ten en cuenta que tendrás que realizar los pagos de tu casa todos los meses durante los próximos 20 a 30 años.

En consecuencia, debes evaluar la confiabilidad de tu principal fuente de ingresos.

También debes considerar tus perspectivas para el futuro y la probabilidad de que tus gastos aumenten con el tiempo.

Tip: Obtener la aprobación de un crédito para una casa hasta una cierta cantidad no significa que realmente puedas pagar los pagos, así que sé honesto sobre el nivel de riesgo financiero con el que te sientas cómodo viviendo.

Participación especial: HIR Casa

Más fuentes: Blog Vivanuncios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *